La Secretaría de Salud federal hace un llamado a la población a adoptar hábitos saludables, alimentarse sanamente, hacer ejercicio y no consumir sustancias tóxicas, a fin de evitar enfermedades cardiovasculares (ECV), las cuales son consideradas la principal causa de muerte en México.
Los tipos de esas enfermedades son: cardiopatía coronaria, cerebrovasculares, arteriopatías periféricas, cardiopatía reumática, cardiopatía congénita, así como trombosis venosas profundas y embolias pulmonares.
La dependencia detalla que la cardiopatía coronaria es un padecimiento de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardíaco; las enfermedades cerebrovasculares se presentan en los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
Las arteriopatías periféricas afectan los vasos sanguíneos que irrigan los brazos y las piernas; las cardiopatías reumáticas son lesiones que ocurren en el corazón y válvulas cardiacas como consecuencia de la fiebre reumática, enfermedad causada por bacterias.
Mientras que las trombosis venosas profundas y las embolias pulmonares se presentan cuando se generan coágulos de sangre en las venas de las piernas y éstos se desprenden y viajan en el torrente sanguíneo y se alojan en los vasos del corazón y del pulmón.
En tanto que las cardiopatías congénitas son malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento, expone la dependencia en una infografía publicada en su cuenta de Twitter @SSalud_mx.
La Secretaría de Salud indica que dichas enfermedades provocan fenómenos agudos, como ataques al corazón, o accidentes cerebrovasculares, los cuales ocurren en gran medida por obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro, por lo tanto no llega oxígeno a dichos órganos y genera la muerte de una parte de ellos.

Para saber
No llevar una dieta saludable, no hacer actividad física y consumir alcohol y tabaco llevan más rápido a adquirir alguna enfermedad cardiovascular.
Los ataques al corazón suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.
La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro, suelen tener su origen en la presencia de una combinación de factores de riesgo, tales como el tabaquismo, las dietas alta en grasas, la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes y la hiperlipidemia.

NTX/Agencias

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...