compartir en:

Las autoridades del municipio de Jiquilpan, Michoacán encontraron la mañana del domingo seis cabezas humanas en una zona fronteriza con el estado de Jalisco y donde son habituales los enfrentamientos entre distintos grupos del crimen organizado.

La fiscalía michoacana, en un comunicado, indicó que los decapitados eran seis hombres aunque no han sido identificados.

El macabro hallazgo, en pleno día de navidad, fue en el municipio de Jiquilpan, ubicado en la región limítrofe entre Michoacán y Jalisco.

Esta zona ha sido escenario de violencia vinculada al crimen organizado desde hace años, generalmente protagonizada por la lucha por el control del territorio que libra el cártel de Jalisco Nueva Generación y grupos criminales enemigos presentes en Michoacán.