compartir en:

Una anciana ha encontrado el anillo de bodas que había perdido hace trece años: estaba en el cuello de una zanahoria de un huerto vecino.

Mary Grams, una mujer de 84 años de Alberta, Canadá, perdió su anillo de compromiso rematado con un diamante en 2004 mientras arrancaba hierbas. Aunque sospechaba que este se encontraba en el jardín del hogar, que es bastante amplio debido a que cuenta con su propio huerto, nunca pudo encontrarlo, hasta ahora.

“Lo buscamos por todos los sitios posibles”, dijo Grams en entrevista con la CBC “no pudimos encontrarlo, pensé que lo habríamos enterrado arando o que algo le había ocurrido”.

Grams nunca se lo contó a su esposo debido al temor a que este se molestara con ella y, en vez de eso,  reemplazó la alianza por otra.

Años después, Mary se mudó mientras que en su antigua casa permanecieron su hijo y su nuera, Colleen Daley. Fue Daley misma quien encontró el anillo 13 años después mientras cosechaba zanahorias del huerto. La mujer no pudo más que notar que el anillo aprisionaba el tallo de un zanahoria como si esta se tratase de un dedo.

Pregunté a mi marido si lo reconocía y me dijo que sí, que su madre lo había perdido en el jardín […] La zanahoria creció perfectamente a su alrededor, nunca había visto nada igual”.

La anciana confesó en entrevista que al inicio no sabía si su nuera estaba bromeando o no pero que, al ver la joya, no pudo más que exclamar “¡es mio!”