compartir en:

La pasada navidad, un hombre acudió a un supermercado en Zaragoza, España a hacer sus compras. Compró entre otros productos un bote de chocolate en polvo. Hasta aquí nada relevante. Sin embargo, en su interior no había chocolate sino una bolsa con 250 gramos de cocaína.

Según publican diarios locales, el bote levantó las sospechas del hombre cuando llegó a casa y se dio cuenta de que no estaba precintado. Camuflada entre el polvo de cacao se hallaba la bolsa con la droga.

Rápidamente, acudió con el bote a comisaría más cercana para informar a la Policía de lo que había encontrada. Allí le confirmaron que trataba de un cuarto de kilo de cocaína, valorada en 13.000 euros.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para averiguar cómo llego el bote con la cocaína al supermercado. Para ello están revisando las cámaras de seguridad, ya que sospechan que se trata de un nuevo método para la entrega de droga.

Lo que los agentes tienen seguro es que el bote no llegó así de fábrica y que tuvo que manipularse en el supermercado.

El Pais