Los mecánicos del taller “Enchúlame la bici” tienen un trabajo muy particular,  para estos jóvenes de la CDMX, lo más importante es que todos se beneficien de las herramientas y el conocimientos, así como, que en la ciudad haya cada vez más bicicletas. Es por eso que ponen sus conocimientos al servicio de la comunidad e invitar a cualquier persona a que aprenda a reparar o incluso a construir su propia bicicleta desde cero.

Los jóvenes capitalinos están muy comprometidos con este proyecto de la bicicleta como alternativa de transporte en una de las ciudades más sobrepobladas del mundo, además como tecnología que permite a muchas zonas que carecen de servicios básicos como la energía eléctrica, ya que pueden utilizar la bicicleta como manera de energizar aparatos como licuadoras o molinos de grano.

“Al andar en bicicleta, tal vez voy más despacio, pero sonrió más” afirma Ignacio, uno de los enchuladores que al mismo tiempo es ciclista.

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...