compartir en:

Monterrey.- Tras ser vinculado a proceso por peculado y delitos contra el patrimonio estatal, el exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, fue internado ayer en el penal del Topo Chico, como medida cautelar dictada por un Juez de Control.

“Ante un probable daño contra el patrimonio estatal, aproximado a los tres mil 128 millones de pesos, el juez Miguel Ángel Eufracio dictó la prisión preventiva, al considerar que las penas de hasta 12 años de prisión por los delitos y la falta de arraigo en Nuevo León pueden provocar la sustracción de la justicia del ahora investigado”, informó el gobierno de Nuevo León.

Detalló que el 9 de agosto de 2016, Medina de la Cruz fue vinculado a proceso por ejercicio indebido de funciones por presuntas irregularidades en los incentivos otorgados a la armadora KIA Motors, por más de tres mil millones de pesos y exenciones de impuestos que excedieron los montos establecidos por la ley. Ello, durante su gestión al frente del gobierno estatal, en el sexenio 2009-2015.

Aunque en aquella ocasión la Subprocuraduría Anticorrupción pidió también la vinculación a proceso por peculado y delitos contra el patrimonio del estado, pero el Juez de Control consideró que aunque los ilícitos sí existían, no se acreditaba la participación de Medina de la Cruz como inductor, se añadió en un comunicado oficial.

Sería trasladado a otro penal, dice vocero

Medina de la Cruz, sería trasladado a otro centro penitenciario por cuestiones de seguridad. El vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad en la entidad, Aldo Fasci Zuazua, informó en conferencia de prensa que el traslado se podría realizar ayer mismo, sin entrar en mayores detalles.

Mencionó que el lugar a donde sería trasladado sólo se le informará a la familia y abogados. “Probablemente será trasladado a otro centro penitenciario por medidas de seguridad, está bien de salud y no tiene medidas especiales porque eso sería violatorio de la ley, pero está cuidado para que no haya agresiones”, subrayó Fasci Zuazua.

Por su parte, el subprocurador Anticorrupción en la entidad, Ernesto Canales Santos, dio a conocer que la esposa y padre del ex gobernador, serán citados a declarar como parte de una carpeta de investigación que se sigue en contra del exfuncionario.