CUERNAVACA, MORELOS.- El municipio de Temixco podría perder una inversión de 110 millones de pesos destinada a la construcción de un mercado, una plaza cívica y un espacio deportivo, debido a la inconformidad de la familia Antunez Rogel. 
Como se recordará Morelos es la única entidad del país en la que todos sus municipios serán beneficiados a través de obras realizadas por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). 
En 2019 la SEDATU, a cargo de Román Mayer Falcón, inició trabajos en Morelos, primero en Ayala, para 2021 en Cuernavaca, Jojutla y Jiutepec, mientras que este año en Miacatlán, Puente de Ixtla, Atlatlahucan, Cuautla y Temixco, sin embargo, este último municipio está en riesgo de perder una inversión de 110 millones de pesos los cuales se ocuparán para la construcción de un mercado en la colonia La Nopalera, una plaza cívica y un espacio deportivo. 
Rubén Linares, director de Comunicación de la SEDATU, dio a conocer las obras destinadas para Temixco están en riesgo de perderse y regresar los recursos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) si no se atienden de manera inmediata. 
Explicó que en Temixco se acordó con la alcaldesa Juana Ocampo Domínguez la reconstrucción del mercado de la colonia La Nopalera, por lo que se solicitó a los comerciantes la reubicación en lo que se lleva a cabo la remodelación, lo cual fue aceptado por todos, excepto por Enrique Antúnez Rogel y su familia, quienes el dos de mayo interpusieron un amparo que se radicó en el juzgado Primero de Distrito del Décimo Octavo Circuito con residencia en Cuernavaca, bajo el número 674/2022. 
A partir de la fecha, la SEDATU ha sostenido diversas reuniones con Enrique Antúnez con la finalidad de darle a conocer los beneficios para los comerciantes y vecinos de la colonia La Nopalera, sin embargo “ha rechazado todo acuerdo y es el único comerciante que se opone a la obra, los demás han apoyado y desocuparon sus áreas de trabajo, para iniciar los trabajos, pero están suspendidos por el amparo”. 
Rubén Linares señaló que, “las exigencias del señor Antúnez Rogel rayan en lo absurdo, al exigir un porcentaje de la obra a realizar, lo cual es inaceptable para las autoridades”. 
El 19 de julio está programada la audiencia del juicio de amparo, por lo que, será una fecha importante, ya que la decisión que tome el juez determinará si la obras continúan o no. En caso de darle la razón a Antúnez Rogel se ocasionaría un daño grave al municipio y sus más de cien mil habitantes, ya que se perderán los 110 millones de pesos distribuidos en diferentes obras. 

Por:Marcela García 
/marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado