compartir en:

El comercio de la capital pierde 33 millones de pesos diarios por el Hoy No Circula reforzado, cifra que durante abril representó un gasto adicional de 767 millones de pesos en fletes especiales, salarios adicionales, combustible y extensión de jornadas al sábado y domingo.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco) reportó que las reestricciones de circulación aplicadas a través de dicho programa reducen las ganancias de los establecimientos entre 300 y 700 pesos por día.

Y ello, apuntó el organismo, pone en riesgo de cierre o quiebra a 80 mil negocios familiares y compromete a 160 mil empleos, por lo que de mantenerse las medidas reforzadas del Hoy No Circula no aguantarían la baja en sus ingresos, los gastos adicionales, el aumento en los costos de producción y la baja en sus utilidades generadas por el programa.

Comercios en subsistencia

El presidente de la Canaco, Humberto Lozano Avilés, señaló que más de 159 mil empresas debieron reprogramar sus rutas de entrega hacia el fin de semana, pagar salarios extra y reprogramar sus servicios principalmente al domingo, lo cual para un pequeño comercio provocan una pérdida de hasta 50% en sus ganancias.

“Un negocio como una recaudería que antes  ganaba entre 300 y 400 pesos diarios, ahora recibe de 100 a 150 pesos, situación que los deja en estado de subsistencia”, dijo.

El líder del comercio organizado de la ciudad de México indicó que ante tales condiciones sería “inhumano” mantener las restricciones de circulación vehicular hasta después del junio próximo, porque “el comercio no aguantaría las presiones económicas y los daños a sus finanzas familiares”.

Alimentos y bebidas, los más golpeados

Al hacer un desglose por sectores, Lozano Avilés señaló que los giros de alimentos y bebidas son los más golpeados por las pérdidas en sus utilidades, con 47 mil 500 establecimientos que han tenido que reprogramar sus rutas, pagar fletes especiales y salarios adicionales.

En orden descendente, apuntó, se ubican los expendedores de abarrotes y alimentos, con 80 mil comercios, y los vendedores al mayoreo, con tres mil locales afectados.

Mientras que los locales de preparación de alimentos como restaurantes, bares y cantinas, que en promedio se abastecen de insumos hasta tres veces a la semana, pagan en promedio 800 pesos diarios en servicios particulares de transporte, lo que se traduce en una merma de 456 millones de pesos en el último mes tan sólo para este sector.

(Publimetro)