Tras el asesinato de Israel "N", de 23 años, en el bar denominado "Áttico", este fin de semana autoridades municipales realizaron operativos en distintos bares y discotecas de la ciudad.

Personal del Ayuntamiento de Cuernavaca revisó las licencias de funcionamiento de los establecimientos así como los permisos de Protección Civil, además de asegurarse que no hubiera menores de edad ingiriendo bebidas embriagantes y que contaran con las medidas de seguridad adecuadas.