compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Este viernes, el Ayuntamiento de Cuernavaca iniciará la implementación del alcoholímetro con la finalidad de inhibir los accidentes automovilísticos por conducir en estado de ebriedad; durante dos semanas el operativo será para concientizar a los conductores sobre el programa preventivo.
En esta primera etapa el municipio prevé realizar  el operativo de acuerdo a lo que marca el reglamento, se detendrá a los conductores, se les realizará el examen de alcoholimetría y en caso de que el aparato dé cómo resultado positivo, es decir, que el conductor rebase los límites permitidos de alcohol, se detendrá la unidad.
Durante los dos primeros fines de semana, a partir de este viernes 2 de diciembre, el Ayuntamiento instalará el punto de revisión en un área de la ciudad que están analizando aún.
La determinación de aplicarlo con el sistema de no sancionar a los conductores que salgan positivo de alcohol, es para concientizar durante los dos primeros operativos a que la sociedad no maneje en estado de ebriedad y que vayan conociendo el programa.
Por lo anterior, Juan Diego Pons de León, secretario de Turismo de Cuernavaca, aseguró que la intención de la primera etapa del alcoholímetro es que la sociedad tome confianza en cuanto a las acciones preventivas que se van a realizar y se socialice este programa.
“Se va a detener a los conductores que salgan positivo al alcoholímetro y se les permitirá llamar a un familiar para que vayan por él y la unidad, en caso de que no se tenga respuesta sobre quién se hace cargo del auto, se trasladará al corralón”, expresó el funcionario.
Hasta el momento 12 policías ya cuentan con la capacitación, además de que hay cuatro aparatos para realizar la prueba.
Sólo en caso de que el conductor haya cometido una falta administrativa, podría ser arrestado, pero si sólo conduce tomado, únicamente procede que sea bajado de la unidad.

Operativo. Durante dos semanas se instalará un retén en el que se revise a los conductores que lleven copas encima; no se definió lugar.

Concientización para los habitantes
La finalidad es frenar la circulación de conductores en estado de ebriedad, así como accidentes relacionados con el consumo indiscriminado de alcohol.

5 mil 112 pesos, la multa máxima por conducir en estado de ebriedad.

"Se va a detener a los conductores que salgan positivo al alcoholímetro y se les permitirá llamar a un familiar para que vayan por él y la unidad.” Juan Diego Pons, secretario de Turismo

Por: CARLOS SOBERANES / [email protected]