En retirada los pastores Vicente y Evelia, pero siguen presionando a los fieles a través de uno externo

CUAUTLA, MORELOS.- La revelación de la serie de prácticas fraudulentas que cometen en el nombre de Dios los pastores Vicente, Evelia (“Bella”) y Lesem, en la iglesia cristiana La Vid, de Cuautla, ha provocado diversas reacciones entre éstos, la feligresía y el resto de la comunidad.

Al descubrirse que el modus operandi de “Encuentros”, “Academia”, “Servicios”, “Igle-kids”, “Campo Amigos” y otros tiene como meta recaudaciones mensuales superiores al millón de pesos, la dinámica de “La Vid” ha endurecido su prédica, incluso con amenazas de ir al infierno.

Los “Encuentros” sirven para enganchar a nuevos incautos que son invitados por feligreses que ya tienen tiempo de adoctrinamiento, para luego “pastorearlos” vía la “Academia” y los “Servicios” en los que deben aportar diezmos, primicias, donativos y ofrendas.

No “sembrar” o sea no entregar dinero, les advierten, es “robar a Dios” y frente a la revelación de sus programas de actividades que tienen en común la recaudación de dinero para servir a Dios, ahora el mensaje reiterativo es que todos son ataques del diablo.

Hace algunas jornadas de servicios religiosos que Vicente y “Bella”, así como su hija y operadora financiera Lesem, ya no hacen acto de presencia en su sede de calle Retirada de Calleja 5 (303), de Cuautla, y han colocado a un pastor externo con mensajes más drásticos.

A saber, se trata de un sujeto del Estado de México, quien llama a los cada vez menos feligreses a resistir los embates del demonio y que no deben dejar de “sembrar” (dar dinero) para que triunfe su causa; de lo contrario, quienes no resistan se quemarán en el infierno.

Algunos ex seguidores de “La Vid”, que se sienten liberados del yugo que por años les hizo entregar fuertes cantidades de dinero, han llamado a quienes todavía están sometidos a no dejarse engañar más y que si ven nuevamente a Vicente, Evelia y Lesem, que los denuncien ante la Fiscalía General del Estado, que les sigue investigando ante las acusaciones de fraude, suplantación de la función pública y lo que resulte.

Por STAFF DDM / local@diariodemorelos.com