Lactantes, niños, personas de la tercera edad, diabéticos, personas con obesidad, trabajadores al aire libre y personas con capacidades diferentes son los más vulnerables a padecer el denominado “golpe de calor”.
Esta situación se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de los 39.4° grados, ya sea por efecto de la temperatura ambiental alta o actividad física vigorosa en la que el organismo es incapaz de regularla.
Los síntomas más comunes son dolor de cabeza, mareos, sensación de debilidad, ausencia de sudor, hiperventilación, sequedad y enrojecimiento de la piel, por mencionar los más importantes.
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recomendó a la población mantenerse hidratada y evitar la sobreexposición a los rayos solares para proteger su salud entre las 10 de la mañana y las cuatro de la tarde.
Sostuvo que es importante utilizar bloqueador solar, ropa fresca, proteger los ojos, mantenerse hidratado con el consumo de agua purificada, para lo cual se pueden utilizar dos gotas de cloro o plata coloidal por litro de agua y dejarla reposar media hora antes de beberla o hervirla durante cinco minutos.
Además, permanecer en lugares frescos, protegerse a la sombra y evitar permanecer dentro de un vehículo estacionado en el sol, ya que la temperatura se eleva de forma considerable.
La Cofepris añadió que es fundamental el constante lavado de manos, evitar comer pescados y mariscos crudos, así como alimentos en la calle y sugiere consumir alimentos cocidos, frescos y debidamente desinfectados.
En caso de padecer algún malestar, es importante acudir al médico de inmediato.

Para consultas ciudadanas
La Cofepris pone a disposición el número telefónico 01 800 033 50 50 que funciona las 24 horas, así como el correo electrónico [email protected]

Síntomas
Dolor de cabeza, mareos, sensación de debilidad, ausencia de sudor, hiperventilación, sequedad y enrojecimiento de la piel.

NTX/agencia

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...