Al caer la noche del 31 de diciembre, familias se dieron cita en el restaurante del Hotel Misión Grand Cuernavaca para despedir al 2017 y festejar la llegada del Año Nuevo.
Horas antes de la medianoche, los presentes, que lucieron prendas cómodas y elegantes, pudieron disfrutar de una gran variedad de platillos y bebidas, así como música de jazz y pop, amenizado por una cantante local, quien  le puso el toque de paz y felicidad al lugar.
Las flores de Nochebuena, velas, uvas y champagne fueron los principales protagonistas de la noche, logrando un ambiente lleno de alegría para quienes dijeron adiós al 2017. Tras marcar las agujas del reloj las 12 de la noche, las familias, los amigos y las parejas presentes realizaron un brindis por los éxitos logrados durante el año, deseándose lo mejor para este 2018 que ha comenzado.
Durante la noche, las fotografías para el recuerdo, así como las risas, los abrazos y el champagne acompañaron a las familias congregadas en el lugar, dejándose ver en cada mesa la unión y amistad. i

Por: Daniel Solano
[email protected]