compartir en:

 En el Zócalo de Cuernavaca los vendedores de alimentos recuperan el tiempo perdido tras el proceso de regularización, ya que paseantes recurren a ellos para saciar el antojo.

Fotos: Valeria Ortega / DDM