compartir en:

Comensales se dieron cita en Casa Hidalgo para celebrar en la terraza y con vista al Palacio de Cortés, el tradicional Grito de Independencia. El lugar estuvo decorado con papel picado en colores verde, blanco y rojo y las mesas con mantelería de los mismo tonos.

Se ofreció una cena especial muy mexicana con entraditas de tlacoyo de frijol con nopal, chip de camote, flor de calabaza y requesón, tostaditas de pollo y esquites verdes preparados, seguido de ensalada de nopal rellena de chicharrón prensado y sopa de huitlacoche; como plato fuerte se sirvió pechuga rellena con queso asado, chiles en nogada, medallón de cecina azteca y salmón a los tres chiles, terminando con el platón de postres de mousse de mamey con fondo de zapote negro, guayaba rellena de guanábana y crema de mango, así como  churro relleno de cajeta.
Los asistentes disfrutaron bailando al ritmo de los Chinelos y admirando los fuegos artificiales.

Por: Mariana García