Lo que era una marcha pacífica en el Centro de Cuernavaca estuvo a punto de convertirse en un zafarrancho, luego de que colectivos de mujeres que participaron en el cacerolazo increparon a un payaso que se instala todos los fines de semana en la Plaza de Armas de Cuernavaca.

Alrededor de las 17:00 horas, mujeres salieron a las calles para realizar un recorrido desde el Zócalo hasta la Catedral, en repudio a la violencia contra el sector femenil.

Al pasar por donde se encuentra un payaso que todos los fines de semana se pone en las escalinatas de la Plaza de Armas, donde están las letras, el colectivo comenzó a vociferar contra el comediante: “El payaso opresor es un macho violador”, a lo que de manera de burla el payaso espetó desde su bocina “A la bio, a la bao, a la bim bom bam, el payaso… violador… es un macho represor”.

Esto indignó a algunas de las protestantes, quienes se fueron contra el comediante y lo comenzaron a insultar.

El payaso, micrófono en mano, pidió respeto a las manifestantes.

En el escenario aparecieron algunos hombres que acompañaban a las feministas, quienes se hicieron de palabras con los asistentes, por lo que el payaso tuvo que meter paz, y su show estuvo a punto de ser arruinado.

 

¿Crees que las mujeres en este caso actuaron de forma correcta?

 

Checa el video con todos los detalles: