En 2017 se registraron 10 feminicidios ocurridos al interior de hoteles en la Ciudad de México sin que los trabajadores pudieran percatarse.

Debido al foco rojo que se ha encendido respecto a este tema, el asambleísta Víctor Hugo Romo, pidió aplicar la Ley de Establecimientos Mercantiles con rigor, esto para frenar los actos violentos.

El diputado lamentó que pese a que esta norma fue publicada en 2011, todavía no se haya concluido y aplicado de la manera correcta. 

Los propietarios de estos establecimientos poco se preocupan por el registro y control de los huéspedes, así como de los procedimientos realizados para conocer quiénes se alojan, señaló Romo.

De acuerdo con lo establecido en la mencionada Ley, el artículo 23 indica que los propietarios de hoteles y moteles, as como los trabajadores tienen la obligación de llevar un control puntual en libros de registro o sistemas computarizados con el nombre del visitante, su hora de llegada, ocupación, origen, procedencia y lugar de residencia.

Asimismo, se establece la obligación de llevar un registro de salidas y entradas de los clientes y de los menores de edad que ingresen.

El asambleísta indicó que de llevar ese control, sería más fácil dar con los responsables de los asesinatos ocurridos recientemente y se refirió específicamente al caso de la joven argentina asesinada al interior del Hotel Pasadena, ubicado en la avenida Revolución en diciembre pasado.

Señaló la urgencia de reformar esta Ley en la Ciudad de México para poder sancionar adecuadamente a los establecimientos que no cumplan con los requerimientos, lo cual no significa que se les revocará su licencia ni se clausurará el negocio.