La Subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca durante el mes de diciembre apercibió entre 45 y 50 establecimientos por incumplir con los lineamientos sanitarios y clausuró siete por reincidir y no acatar las disposiciones de la autoridad.

El encargado de despacho de la dependencia municipal, Marco Antonio Valdin Pasaflores señaló que mantienen los operativos en establecimientos para vigilar que se cumplan con las medidas de higiene básicas.

Debido a que los elementos que participan en los operativos para vigilar el cumplimiento y funcionamiento de los negocios respecto a las medidas preventivas contra el COVID-19 son agredidos verbalmente, el funcionario municipal informó que solicitaron el apoyo de los elementos de la Guardia Nacional y de la policía para acompañarlos.

Dijo que este escenario, donde los elementos de Protección Civil son agredidos, también se presenta durante los recorridos que realizan para desarticular fiestas o reuniones familiares, las cuales, en estos momentos de la pandemia están prohibidas.

“En estos casos los dueños de los domicilios nos responden con empujones, por ello, hacemos hincapié para que la sociedad nos ayude a no salir de sus casas y no realizar este tipo de reuniones, porque de lo contrario el escenario por el COVID-19, se complicaría en los próximos días”, expresó.

Valdin Pasaflores informó que en el diciembre de 2020, los elementos de la Subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca entregaron entre 45 y 50 apercibimientos, en algunos casos, por la reincidencia se colocó sellos de suspensión.

Dijo que en su mayoría los apercibimientos fueron por no respetar al interior de los negocios la sana distancia, uso de cubrebocas y no respetar el aforo de personas. En el caso de las multas a quien reincida en sus acciones van de los 10 hasta los 87 mil pesos.