El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) México emitió una serie de recomendaciones para la conducción en temporada invernal.

Ello, derivado de efectos por bajas temperaturas como lluvias, bancos de niebla, caída de aguanieve, así como de heladas que cristalizan las carreteras pavimentadas del norte y centro del país, el organismo consideró necesario compartir consejos para el manejo seguro.

En primer lugar, el conductor debe asegurarse de que todas las luces del vehículo estén en buen estado, ya que estas le sirven tanto para ver como para que otros usuarios de lo detecten visualmente.

También es necesario vigilar el estado de los neumáticos que deben conservar la profundidad del dibujo recomendada por el fabricante y mantenerse a la presión de aire señalada, así como considerar que las bajas temperaturas comprimen el aire y endurecen el hule de las llantas disminuyendo su capacidad de tracción.

Si se congelan los cristales, se debe evitar vertir agua con los chisgueteros, ya que solo generará otra capa de hielo; lo mejor es usar abundante agua y encender la calefacción gradualmente y asegurarse de que los limpiaparabrisas estén en buen estado y desalojen el agua sin dejar rastros.

En caso de manejar con guantes, que sean especialmente diseñados para tal propósito, ya que hay que asegurarse de que no se resbale el volante; se debe sujetar el volante con las dos manos en la posición 9 y 3 del reloj. De esta manera es más fácil controlar el auto en cualquier circunstancia.

Hay que concéntrese en la ruta y mantenerse alerta a lo que pasa alrededor, pues las personas tienden a manejar más desesperadas en esta época del año, recomendó el organismo.

Antes de ingresar a un banco de niebla el conductor debe cerciorarse de que ha encendido las luces de posición (comúnmente llamados cuartos) y las luces bajas y evitar accionar las luces altas, ya que las partículas de agua propias de la niebla, funcionarán como un espejo, provocando que se refleje la luz.

Si se circula sobre una carretera con niebla, nieve o hielo hay que tomar en cuenta que la superficie se encontrará resbaladiza, lo que provoca que los neumáticos pierdan adherencia y el frenado aumente considerablemente. De ahí que deba aplicar la regla de los cuatro segundos respecto al vehículo que circula delante.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...