compartir en:

Pese a que presentó un amparo contra cualquier orden de aprehensión, reaprehensión o comparecencia, el cantante Gerardo Ortiz cuenta ya con una orden de arresto para que acuda a ratificar su declaración, toda vez que no tiene relación con el recurso que interpuso y que está obligado a la ratificación, lo cual no hizo en tiempo, informó el fiscal General, Eduardo Almaguer.

"Ese es un tema legal donde no ratifica su declaración que presenta por escrito y con ello la Fiscalía tiene la posibilidad de generar un arresto para que ratifique esa declaración y en consecuencia nosotros seguir integrando esa averiguación previa que se le está siguiendo".

El fiscal explicó que el amparo presentado por la defensa de Ortiz no procede porque éste podía haber ejercido su derecho de no declarar, pero al hacerlo por escrito la ley lo obliga a ratificarla:

"Como no se presenta a ratificar lo que está afirmando por escrito entonces está incurriendo en una falta en la integración de una investigación. (...) Obviamente tiene una orden de arresto para ratificar su escrito", explicó el fiscal.

Si la persona acude por voluntad a ratificar, aclaró el fiscal, entonces la orden de arresto queda sin efecto.

Sobre la cancelación de su concierto en Puerto Vallarta, Almaguer insistió en que la dependencia no cuenta con atribuciones para prohibir que se presente; en cambio, sí tiene la obligación de informar a las personas que lo contrataron que el cantante está sujeto a investigación:

"Hay un proceso y diligencias que tienen que ver con la operación con recursos de origen ilícito. (...) Tenemos la obligación de dar a conocer a la autoridad responsable, en este caso el municipio de Puerto Vallarta que hay tres investigaciones sobre este cantante y una de ellas tiene que ver con los recursos financieros".

Tras la publicación del video musical Fuiste mía, del cantante en cuestión, las autoridades iniciaron indagatorias por el uso de recursos públicos por parte de policías de Zapopan; por la relación de los realizadores con la finca donde se grabó, pues se encontraron armas de fuego; por presunta apología del delito, pues en la trama del video se asesina a una mujer; y la presunción de recursos de origen ilícito.