compartir en:

A 40 años de su muerte, el cantante Elvis Presley, considerado un icono mundial en el género del rock and roll, será recordado con diversas actividades como parte de la Vigilia Anual, que organizan sus fans, y que incluye conferencias, bailes, imitaciones y subastas, entre otras.

Estas jornadas forman parte de “La Semana de Elvis”, que en esta ocasión será especial, porque ofrecerá al mundo un sinnúmero de eventos. 

Desde los 22 años y hasta su muerte el 16 de agosto de 1977 a las 14:20 horas, vivió en Memphis y allí mismo falleció en su residencia llamada Graceland, que desde que desde ese momento se ha vuelto un lugar obligado para ser visitado por el turismo.

Graceland es la segunda mansión más visitada de Estados Unidos, luego de la Casa Blanca, esto se debe a que allí vivió “El Rey” que rompió esquemas y que en su honor, desde el 11 y hasta el próximo 19 de agosto el mundo posará sus ojos para continuar con el legado del quien enloqueció a millones con sus característicos movimientos a la hora de bailar.

Otro evento que tiene por objeto recordar al intérprete de “Suspicious mind” es el documental titulado “Elvis Presley ¡Vive!”, que se proyectará este domingo 13 de agosto por el canal de noticias CNN en Español.

Dicho programa resaltará aspectos importantes y decisivos en la vida del también actor que hoy a su casi 40 años de haber fallecido.

CNN en Español ha prometido que el documental será ilustrado con imágenes poco vistas de su actuación en Las Vegas con Liberace y de sus seguidores que eufóricamente los seguían a donde se pudiera.

Se incluirán revelaciones de quien fuera su esposa Priscilla Presley, así como de Mary Ann Mobley y Donny Osmond.

Además de los actos ya narrados, para conmemorar las cuatro décadas de la partida de Presley, se suma la subasta del piano favorito del cantautor estadunidense.

El famoso Knabe White Baby Grand Piano adquirido por el icono musical en 1957, el cual personalizó y lo utilizó para ensayos y presentaciones hasta 1969, está a la venta en línea, y la subasta concluirá el 16 de agosto.

Lo relevante es que se prevé que sea subastado entre dos y cinco millones de dólares, y parte de lo recaudado se donará a Starkey Hearing Foundation, dedicada a proporcionar aparatos de audición a personas que los requieren en Estados Unidos y en otros países.