El reloj del Palacio de Cortés inmortalizó la hora fatídica de aquel 19 de septiembre, cuando este edificio de 5 siglos sufrió los embates del sismo. A un mes, permanece cerrado.

Fotos: Diego García / DDM