compartir en:

En medio de los gritos de los equipos de rescate y el sonido de los cascotes de hormigón y piedras que apartan a un lado, alguien alza un puño.

La escena se queda en silencio y otros alzan a su vez las manos, dando una orden callada.

Silencio. Podría haber una vida en juego.

En la Ciudad de México y sus alrededores, las autoridades y socorristas piden silencio absoluto mientras buscan señales de vida después tras el devastador terremoto del martes.

El silencio es oro en estos momentos, pues es lo que permite a los equipos de rescate escuchar un grito de socorro o el menor aliento bajo los escombros.

El gesto, que no es tan comúnmente conocido, se propagó por las redes sociales, donde la gente explicaba de qué se trataba.

La etiqueta #PuñosArriba se volvió tendencia en Twitter, acompañada de imágenes de los equipos de rescate y los voluntarios haciendo el gesto durante sus labores.

Y si bien tiene un significado práctico, el gesto se ha convertido también en un símbolo: de esperanza, de que se puede encontrar una vida. De victoria, cuando se logra. De solidaridad, en medio de la tragedia.

"Los puños significan silencio", escribió un usuario en Twitter.

"Pero también significan tener fuerza y seguimos de pie".