Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que durante lo que va del 2018 se han notificado casos importados en ocho países de las Américas: Antigua y Barbuda (1), Brasil (8), Canadá (3), Estados Unidos de América (11), Guatemala (1), México (1), Perú (1) y Venezuela (159).

  
El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) identificó en la Ciudad de México, tres casos, el primero corresponde a una mujer de 39 años de edad de origen italiano, residente de la Delegación Benito Juárez; el segundo a un menor de un año de edad, hijo de la mujer de 39, y el tercer caso corresponde a una mujer de 48 años, quien cuida del menor, esta última es residente de la Delegación Tlalpan.

 

Los tres casos señalados fueron confirmados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (InDRE) y actualmente se encuentran asintomáticos.

 

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, estos casos se asocian a importación, es decir, que el contagio fue provocado por una persona infectada que vino de fuera del país (aún no identificada).

 
¿Cómo se transmite el sarampión?
 

Por contacto con gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada.

 

 Se disemina fácilmente de persona a persona y causa una erupción en la piel de color roja con manchas. Esta erupción suele comenzar en la cabeza y descender al resto del cuerpo. Otros síntomas pueden incluir:

Fiebre
Tos
Moqueo nasal
Conjuntivitis
Sensación de dolor y malestar
Pequeñas manchas blancas dentro de la boca

Algunas veces, el sarampión puede conducir a problemas serios. Aunque no existe un tratamiento, la vacuna contra sarampión-paperas-rubéola (MMR) puede prevenirlo.

La Secretaría de Salud Federal y los Servicios de Salud de la Ciudad de México se encuentran realizando acciones de promoción, prevención, vacunación y control de la enfermedad.