compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Luego de que en los tres meses que lleva operando el nuevo servicio de recolección de la basura a cargo de la comuna capitalina no ha ofrecido los resultados esperados, autoridades prevén cambiar la estrategia, para evitar que las bolsas de desechos continúen invadiendo las calles.
El regidor Pedro Linares Manuel señaló que ya se hizo del conocimiento de las autoridades y de las áreas involucradas, para que a partir de la próxima semana se inicie con el sistema de campaneo cuando el camión recolector esté por llegar, para que sea entonces cuando la ciudadanía salga de sus domicilios a entregar los desechos.
“Hemos visto que las bolsas llegan a quedarse por varias horas en la calle hasta que pasa el camión y eso les está dando una mala imagen a la ciudad, pues la basura la riegan los perros callejeros, y no hay forma de recuperarla, por eso queremos regresar a la estrategia del campaneo que por muchos años ha resultado mejor”, señaló el concejal presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública.
Explicó que, con esa finalidad, regidores y funcionarios estarán realizando recorridos por las colonias, para llamar a la concientización, para que entre todos se contribuya a tener una ciudad limpia y libre de basura.
Luego de un plazo aún no establecido, la comuna podría sancionar a las personas que sean sorprendidas dejando su basura en las banquetas, con fuertes sanciones, en el caso extremo que alguien sea sorprendido quemando basura en predios o desechos de material peligroso.
El hecho de que la basura sea depositada en las calles, representa una invitación para que personas de otros municipios aledaños, como se ha denunciado, dejen sus bolsas en los montones de basura que encuentran a su paso en la capital, y también obstruyen drenajes.

Multas
En Cuernavaca, hay 19 rutas de recolección de basura.

150 días de salario mínimo, sanción por quemarbasura doméstica o desechos sólidos en la vía pública o predios

100 días de salario mínimo por arrojar desechos sólidos en  lotes, avenidas o cualquier lugar público

Por: Rogelio Ortega
[email protected]