Ay, ay, ay, ay, canta y no llores,

Porque cantando se alegran

Cielito lindo los corazones.

Ante la ola de incremento en los precios de la gasolina, transporte, tortilla, pan...

No queda otra que cantar.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...