La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) está impactando negativamente en el lago Nabor Carrillo y el Sistema de Regulación Hidrológica Casa Colorada, se advirtió en la Comisión Permanente.

Ante ello, de acuerdo con La Jornada, pidió a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) un informe detallado sobre las acciones que llevan a cabo para su protección.

A los senadores del PAN Víctor Hermosillo, Francisco Búrquez, Ernesto Ruffo, Marcela Torres y el independiente Alejandro Encinas les preocupa el gran deterioro que observa pues representa un alto riesgo de inundaciones en toda la zona oriente, así como la destrucción del hábitat para 105 especies de aves migratorias.

Ellos advierten que en el lago se observa pérdida de gran cantidad de líquido, las lagunas facultativas se encuentran vacías, la planta de tratamiento de aguas residuales está fuera de operación, los bordes y el camino perimetral carecen de mantenimiento.

Abundaron que la Conagua, junto con la Secretaría de Gobernación y el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales cecieron del lado sur del lago, en la zona conocida como Los Tlateles, cedieron sin justificación 200 hectáreas de terrenos federales a sociedades recién creadas del municipio de Chimalhuacán, estado de México, dirigidas por líderes de Antorcha Campesina.

Alertaron que es evidente que el objetivo es la destrucción del lago como hábitat de aves, “tanto de origen migratorio como endémicas, cuando esto no fue considerado en los estudios de manifestación de impacto ambiental (MIA) del proyecto”.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...