CUERNAVACA, MORELOS - A pesar de que la noche del miércoles fue escenario de un homicidio doloso y de un secuestro, en la cantina México Lindo, en el bulevar Benito Juárez, la fiesta siguió y sigue.
Ninguna queja de vecinos ni gente que ha tenido la mala fortuna de circular por ese lugar ha valido para evitar que ese giro rojo siga provocando problemas a la comunidad y siendo lugar de riesgo.
De acuerdo con versiones de residentes en la zona, ni el asesinato del trabajador Jorge Eduardo, ni el secuestro del visitante Adrián, impidieron que la música y el canto continuaran la noche del miércoles.
Ayer mismo, aunque desangelado en su acceso, el establecimiento México Lindo siguió sus operaciones como si ninguna desgracia hubiera acontecido ahí, en tanto la autoridad evadió el tema.
Según vecinos, la cantina en cuestión no cumple cabalmente con la norma de Protección Civil o, al menos, no se tiene referencia de que así sea desde la reducida entrada y salida para el volumen de usuarios en caso de alguna contingencia.
El acceso de más de media docena de persona que entraron al lugar para secuestrar a un cliente y matar al trabajador evidenció que no hay control para la entrada de armas, lo que pone el peligro a quienes acuden al lugar.

Abierto: A pesar del deceso de Jorge Eduardo, asesinado el miércoles en el México Lindo, ayer el negocio siguió operando de manera normal, con poca asistencia.

DDM Staff
seguridad@diariodemorelos.com