compartir en:

 Joshua Serrano, nombrado este año como el mejor pizzero de México, viajará el próximo año a Italia, donde representará al país y competirá con los mejores chefs de este alimento, en el Campeonato Mundial de la Pizza.

Emocionado pero al mismo tiempo nervioso porque estará en la nación de los creadores de la pizza, el joven de 22 años de edad ya se empieza a preparar para este concurso y así poder quedar entre los mejores lugares del mundo.

Joshua obtuvo su pase a Italia, luego de ganar el Campeonato Mexicano de la Pizza, que organizó la Cámara de Comercio Italiana en México, el pasado 29 de agosto y en el que compitieron pizzeros de toda la República Mexicana.

Participar en esta competencia, donde sintió presión, nervios y mucha alegría de convivir con pizzeros famosos, le dejó una gran experiencia que ahora quiere aprovechar para realizar cada vez mejor su trabajo en el restaurante Fratelli La Bufala, ubicado en la colonia Polanco de la Ciudad de México.

Joshua lleva cinco años laborando como pizzero y considera que para realizar este oficio es necesario ponerle mucho cariño, pues es un toque adicional que le da sabor a este platillo que su consumo va en aumento entre los mexicanos.

En entrevista con Notimex, Joshua relató que antes de dedicarse a este oficio tenía el interés en la repostería, sin embargo, su hermano fue quien lo llevó a la industria de las pizzas, la cual ahora hasta la lleva tatuada en el brazo izquierdo, como símbolo de pasión al oficio que realiza.

Hace unos años, uno de los pizzeros más jóvenes del país intentó iniciar la misma carrera que su hermano, gastronomía, pero se presentaron situaciones que truncaron este sueño, el cual todavía anhela cumplir algún día.

Al campeonato de Italia, Joshua también va a divertirse y a aprender de los mejores chefs que hay en el mundo en el materia, y de esta forma se convertirá en un ejemplo a seguir para todos los pizzeros de México, donde cada vez hay más interés por aprender el oficio.

Producir una pizza artesanal no es tarea sencilla, ya que se necesitan calcular las temperaturas y el tiempo exacto de fermentación; para él esto es hoy muy sencillo, pero considera que todavía le falta mucho por aprender para ser una maestro pizzero.

Hoy Joshua tiene la difícil tarea de prepararse para llegar a Italia con todas las herramientas y demostrar que aunque México no es el país de la pizza, también hay cocineros con talento.

El mejor pizzero del país señaló también que los mexicanos prefieren consumir una pizza comercial a una pizza artesanal, situación que lamentó por el alto nivel de calorías que tiene este producto.

“ (La pizza artesanal) Es algo que apenas están conociendo aquí en México, si le preguntas a una persona en la calle prefieren 100 por ciento las pizzas comerciales o americanas, pero si llegan a probar una pizza artesanal les encanta”, resaltó

“Si llegas a comer dos rebanadas de una pizza industrial te sientes llenísimo porque ocupan demasiada levadura, entonces termina de fermentar en tu estómago a comparación de las pizzas artesanales que ocupamos menos y aparte la fermentación es natural”, señaló.