compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.-  La reforma constitucional para aprobar los matrimonios entre personas del mismo sexo no se constriñe a vivir juntos y disfrutar de una relación bajo el mismo techo, sino que el fondo es la obtención de derechos ante la ley como la seguridad social, el derecho a la vivienda, el trámite de créditos y la herencia, por citar algunos.
Édgar Marquez, director de Diversidad Sexual del gobierno del estado, así lo mencionó en el Foro Diario de Morelos para divulgar las bondades de esta adecuación constitucional en favor de la comunidad lésbico-gay, transgénero y transexual.
En el foro “Matrimonios igualitarios”, subrayó el logro alcanzado con esta reforma que validaron 20 de 30 diputados locales y ejemplificó sus alcances al contar la situación que enfrentó una pareja homosexual, antes de la reforma.
Contó que esa pareja compartió casa durante 30 años, tiempo en el que adquirieron bienes, al cabo del tiempo uno de ellos falleció pero su pareja se quedó desprotegida por la ley.
El caso es que la familia del hombre fallecido quitó todos los bienes a la ex pareja y lo dejó prácticamente en la calle. Eso sucedió, dijo Édgar Márquez, porque la ley no consideraba este tipo de uniones en la ley.
Al respecto Isidro Añorve, presidente de Equidad y Participación Ciudadana A.C. dijo que el matrimonio es la única figura que reconoce los mismos derechos para la pareja y por eso cobra relevancia la aprobación legislativa para que las personas del mismo sexo logren casarse por lo civil. Ahora ninguno de los dos quedará desprotegido, afirmó Añorve, un abogado que ayudó a varias parejas a tramitar amparos para obligar que el Registro Civil los casara.
“Antes la ley decía que un matrimonio era entre hombre y mujer pero ahora los diputados han votado por una avance que da muestras de una sociedad más incluyente, respetuosa, plural y participativa”, expuso.
El director de Diversidad Sexual consideró que lo más dañino para cualquier sociedad es estigmatizar y la generalizar sobre algún sector social.
“Por ejemplo, hay algunos que juzgan que los homosexuales son dados a la fiesta y la promiscuidad pero hay heterosexuales que hacen lo mismo y nunca se les etiqueta”, expuso Edgar.

"Es cierto que la Biblia condena el homosexualismo, pero también el adulterio y la prostitución y en la actualidad estas dos últimas actividades son bien vistas.” Édgar Márquez, director de Diversidad Sexual del Gobierno estatal

Lucha
Desde hace 12 años se inició la lucha por este derecho constitucional, pero durante ese tiempo fueron objetados por las administraciones del PAN, cuya mayoría en el Congreso impidió las modificaciones a la Constitución.

Por: Justino Miranda /  [email protected]