compartir en:

A pesar de que, en lo que va del año, ha habido 75 asesinatos en el estado, le entregan al Mando Único el Centro de Reinserción Social, podríamos pensar que por “su extraordinario trabajo” de cuidar a los morelenses; porque el argumento, supuestamente, es  evitar la fuga de internos, los enfrentamientos entre reclusos y el ingreso de objetos ilegales, trabajo que hacen normalmente los directores de ese tipo de centros.
El rumor dice que, por instrucciones de Graco Ramírez, elementos del Mando Único serán los responsables de la custodia de los centros penitenciarios.
En realidad, todos sabemos lo que pasa en este tipo de centros y en la televisión nacional, hace cosa de un mes y medio, se dio a conocer lo que sucede dentro de ellos, en donde los negocios chuecos son verdaderamente impresionantes. Con dinero, dentro de los penales mexicanos se puede tener todo lo que se les antoje a los reclusos. Y ahora el pretexto para dar más facultades al Mando único es modificar esa situación para evitar la fuga de internos y el ingreso de objetos ilegales al interior de los Centros Penitenciarios en el estado de Morelos; así que, a partir de este viernes tres de febrero los elementos del Mando Único, adscritos a la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CESP), asumieron el control de las cárceles morelenses.
Las explicaciones son muchas: que con este tipo de acciones lograrán evitar la fuga de reclusos, así como la provocación de enfrentamiento entre los propios internos, a fin de que mediante mecanismos de apoyo se logre generar un control dentro de las cárceles morelenses; pero sería interesante que dijeran en qué  ley o en que se basaron para realizar esta acción, aunque ya los lambiscones se pusieron de tapete; desde luego, los primeros fueron los aberrantes diputados, y por lo pronto, inmediatamente, la Presidenta de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil del Congreso del Estado “consideró positivo” el anuncio del Comisionado Estatal de Seguridad, en cuanto a que la institución a su cargo asume el control del Sistema de Reinserción Social de Morelos.
La legisladora aseguró que, con este anuncio, se unifican los criterios y las estrategias para evitar que se cometan delitos desde el interior de los centros penitenciarios, al tiempo de salvaguardar la integridad de los internos y evitar los actos de corrupción; indicó que, con esta medida, se garantiza también la constante capacitación para profesionalizar a quienes laboran en el Sistema de Reinserción Social y se depurarán los cuerpos policiales que laboran bajo el esquema de Policía Morelos.
Y como si fuera burla, se pronunció por combatir cualquier acto de corrupción por parte de los elementos, mediante la aplicación de castigos ejemplares que inhiban la repetición de este tipo de comportamientos.
Dijo que será responsabilidad del Comisionado Estatal de Seguridad aplicar las medidas y operativos necesarios en los centros penitenciarios de Morelos para que no se den casos de corrupción o delitos, como se ha evidenciado en las últimas semanas en reclusorios de la Ciudad de México.
También Jorge Arturo Olivares Brito, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM), consideró viable que la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CESP) se haga cargo de la seguridad de las cárceles del estado, “porque reforzará la vigilancia”.
Luego de que el Comisionado Estatal de Seguridad anunció que la dependencia a su cargo tomaría la seguridad del Sistema Penitenciario de Morelos, el ombudsman expresó: “Yo no veo una alteración mayor y sí es un tema interesante (…) en esta nueva medida que se ve reforzada con el Mando Único o Policía Morelos, se gana en mucho porque es una fuerza policiaca más amplia”.
Indicó que dicha determinación ayudará a evitar problemas tales como riñas y fugas que se han presentado por la sobrepoblación que predomina en las cárceles.
Su preocupación: Olivares Brito indicó que lo único que preocupa es que la CDHEM ha capacitado con perspectiva de derechos humanos a los custodios y ahora es necesario saber cómo se trabajará en ese tema.
Adelantó que en breve se reunirá con el Comisionado de Seguridad para establecer un protocolo que permita garantizar el respeto de los derechos humanos de los internos.
Como podemos ver, todos están de acuerdo, pero nadie sabe con qué facultades se dan las órdenes.
Pero, mi querido lector, sepa que a partir de hoy todo el esquema de custodios y la protección de las instalaciones del sistema penitenciario estatal pasan a formar parte del esquema de seguridad del Mando Único, con el objetivo de apoyar todas las labores que tienen que ver con la seguridad de los internos, evitar cualquier situación de daños como fugas; y en el tráfico al interior de las penitenciarías para generar un mayor y más efectivo control. Eso nos dicen, como todas sus declaraciones, lo importante sería que de a de verás sus acciones funcionaran. ¿No cree usted?

 

Teodoro Lavín León // [email protected]