Culiacán, Sin.- Un supuesto enfrentamiento entre civiles armados y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ocurrido durante la noche del lunes en la colonia Loma de Rodriguera dejó saldo extraoficial de dos muertos y tres detenidos, entre ellos una mujer.

Presuntamente, los abatidos eran Luis Alfonso “N”, alias el Güero Ranas, a quien extraoficialmente fue considerado operador del Cártel de Sinaloa, y Javier Jassiel “N”, ambos con domicilio en el sector mencionado.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer un comunicado de prensa donde señaló que durante las primeras horas de ayer elementos de la Agencia de Investigación Criminal, personal de la Seido y de la Sedena estaban dando cumplimiento a una orden de cateo en una vivienda en Culiacán cuando fueron agredidos a balazos por individuos que intentaban huir.

Personal militar, según lo mencionado por la PGR, repelió la agresión, falleciendo en el lugar Luis Alfonso “N” y Javier Jassiel “N”.

La dependencia federal agregó que se detuvo a tres quienes resultaron heridos de bala.

Por otra parte, cerca de las 02:30 horas arribaron paramédicos de Cruz Roja para atender a los lesionados, pero dos ya no presentaban signos vitales.

La desesperación invadió a los pobladores, quienes se refugiaron en sus casas por largas horas debido a que los castrenses les impedían que salieran de sus casas al considerar una zona de alto riesgo.

El hermetismo era total, los castrenses no daban información sobre cómo habían sucedido los hechos ni sobre el estado físico ni de salud de las personas detenidas, así como el ingreso y las salidas para las personas que viven ahí.

Continuando con el operativo se logró asegurar seis armas largas, una corta y un vehículo, así como droga sintética de la conocida como “cristal”. Al terminar, soldados cercaron el sector y colocaron anillos de seguridad en los alrededores.

Incluso, aproximadamente a las 02:00 horas, acudieron policías locales y estatales, pero los altos mandos de la milicia les ordenaron que se retiraran por su seguridad.

Con información de EL DEBATE