CUERNAVACA, MORELOS.- El Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) atendió a más personas por enfermedad que por accidentes durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Aunque fue una temporada con saldo blanco, el llamado sigue siendo el de mantener medidas preventivas dentro y fuera del hogar para disminuir las posibilidades de sufrir percances o enfermedades, comentó Patricia Mora González, titular de la Secretaría de Salud.

Detalló que durante Navidad el CRUM brindó 76 servicios, de los cuales 44 fueron por enfermedad y 32 por trauma; la cantidad de personas lesionadas por accidentes fue menor.

En Año Nuevo sólo se otorgaron 48 servicios, de los cuales 36 fueron atenciones por enfermedad y 12 por diversos accidentes.

La secretaria de Salud reconoció que se han atendido las recomendaciones que han hecho, pero pidió que se mantengan ya que los accidentes y las enfermedades se presentan en cualquier época del año.

“En esta época los problemas respiratorios suelen aumentar por lo que deben extremarse las medidas con menores de edad y adultos mayores, quienes son los más propensos a sufrir este tipo de males”, llamó.

Por: Marcela García
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...