compartir en:

El cáncer de mama es la principal causa de muerte en mujeres de todo el mundo. Su incidencia ha ido aumentando en los últimos años, pero un diagnóstico a tiempo podría salvarle la vida a muchas mujeres.

El autoexamen es fundamental para detectar el cáncer de mama en una fase temprana, las mujeres más vulnerables son quienes tienen entre 35 y 55 años, por lo que se recomienda hacerse revisiones frecuentes.
En México, sólo el 15 por ciento de los casos se diagnostica en fase temprana.

¿Qué es el cáncer de mama?
Es un crecimiento anormal y desordenado de las células en los tejidos de las glándulas mamarias.

¿Cuáles son los síntomas ?
La mayoría de las veces, el cáncer es asintomático en su etapa inicial. Los síntomas que pueden presentar son: bultos bajo la piel que pueden doler o no, bultos en las axilas, pecho inflamado, pezones que duelen, que se hunden o que segregan líquidos, piel irritada, enrojecida, tirante o de un color diferente, o lo que conocemos comúnmente como “piel de naranja”.

¿Por qué es importante conocer si padezco esta enfermedad?
Porque mientras más temprano te detecten el cáncer, más probabilidades tienes de curarte.

90% de los casos se pueden curar cuando son detectados a tiempo

 30 casos
nuevos por cada 100 mil mujeres se detectan cada año en México

9 a 15 casos
de cáncer de mama por cada 100 mil habitantes se registran en Morelos

3 de cada 100
mujeres entre los 65 y 79 años de edad fallecen por cáncer de mama debido a complicaciones
durante el tratamiento

Para padecerlo:

Vida sedentaria
Además del cáncer, el sedentarismo es causa de diversos males.

Mala alimentación
El tener una cantidad alta de grasa no saludable en el cuerpo.

Embarazo
en edad adulta
Postergación de la edad de procreación.

Factores hereditarios
En el 30% de los casos se encontraron antecedentes genéticos.

Lado más frecuente
Es detectado en la mayoría de casos en la parte superior externa

15% bajo el pezón

Formas de autoexplorarse
Es recomendable hacerse un autoexamen mensual, pero toma en cuenta que no todos los cánceres se detectan por palpación. Por eso es necesario practicarse una mastografía.

Frente al espejo
Revisa cualquier anormalidad, que no haya arrugas, hoyuelo o descamación.

Presionar
Presiona cada pezón para verificar si hay secreción, de ser así, es necesario reportarlo con el médico.

Hacia adelante
Junta las manos detrás de la cabeza y empújalas hacia adelante para observar mejor.

Recostada
Con un brazo sobre la cabeza y una almohada bajo el hombro, revisa los senos.

Sobre las caderas
Presiona las manos sobre las caderas e inclínate ligeramente para revisarte visualmente.

Con firmeza
Utiliza las yemas de los dedos buscando alguna bolita o deformación inusual.

Detección

Fase temprana   Probabilidad de recuperación  95%

Fase avanzada   Probabilidad de recuperación  2%

Por Staff / DDM