compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La sociedad de derechos que el gobierno perredista construye en Morelos está basada en la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación, aprobada por la LII Legislatura del Congreso local en marzo de 2015, recordó el jefe del Ejecutivo, Graco Ramírez Garrido, al participar como ponente en el taller “La izquierda y el cambio democrático; estrategias organizativas, principios y valores”, que ayer llevó a cabo en Cuernavaca la Secretaría de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Ante líderes sociales del partido del Sol Azteca, de diferentes estados de la república, que se dieron cita en la “Ciudad de la Eterna Primavera”, Graco Ramírez compartió su experiencia personal como artífice de una sociedad de derechos, y responsable de un gobierno progresista.
Les dijo que cuando lleguen a ser gobierno, tienen que tener claro para qué quieren serlo; no deben hacer lo mismo que los otros, sino que tienen que arriesgarse a hacer lo que tengan que hacer para distinguirse y marcar la diferencia.
El proyecto de la sociedad de derechos que encabeza, dijo, partió del decreto ejecutivo contra toda clase de discriminación; después, logró que los diputados aprobaran la ley y en ésta están los cimientos de los principales programas y políticas públicas de la administración 2012-2018.
La Beca Salario, Empresas de la Mujer Morelense y el respeto de la diversidad sexual, cuya principal acción fue la aprobación de la reforma constitucional que reconoció el matrimonio igualitario.
En uno de los salones del Raquet Club, Graco Ramírez compartió anécdotas y momentos complicados para la materialización de los objetivos de su administración, como la “batalla” que el Obispo, Ramón Castro, dio y ha dado contra el reconocimiento de los derechos de homosexuales.
“No se trata de beneficiarlos, sino de reconocer que, como cualquier persona, tienen derechos que deben ser reconocidos”, expresó, y como ejemplo se refirió a la lucha de las mujeres por el reconocimiento de sus derechos políticos en los años 50.
Durante la plática, el mandatario se refirió también a otros momentos difíciles de su mandato, como la promesa que hizo de acabar con la inseguridad en 18 meses; no lo hubiera prometido, de saber la magnitud del problema. “Lo hice por entusiasta, por bocón que soy”, dijo, y abundó sobre los resultados que ahora hay en materia de seguridad con el Mando Único.

Programas
Beca Salario, Empresas de la Mujer Morelense y el respeto de la diversidad sexuales, son ejemplo de políticas públicas progresistas.

"Todos pueden entregar despensas, pero no pueden entregar otras cosas; esa es la diferencia de los gobiernos progresistas.” Graco Ramírez, Gobernador de Morelos

 

ANTONIETA SÁNCHEZ
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com