compartir en:

El presidente municipal de Jilotzingo, Juan Antonio Mayén Saucedo y dos de sus escoltas fueron ejecutados este viernes por un comando armado en una emboscada en el kilómetro 61 de la carretera Naucalpan – Ixtlahuaca, en un paraje conocido como Los Laurelres, en la comunidad de Santa María Mazatla

Según los primeros reportes, un grupo de sicarios abrió fuego en su contra cuando viajaba a bordo de un auto, mientras que en otra unidad iban dos sus escoltas quienes también fueron víctimas fatales del atentado, además de que otros dos resultaron lesionados.

El presidente municipal de Jilotzingo viajaba a bordo de un Chevrolet Aveo con placas de circulación MXJ-5433 color blanco, habilitado como patrulla, acompañado de los escoltas Gregorio Mayén Rojas y Gabriel N.