compartir en:

París.- El pleito por definir quién ejecutará los tiros de castigo en el PSG no ha llegado a su fin,  pues el uruguayo Edinson Cavani habría rechazado un millón de euros para cederle la estafeta a Neymar, según apunta El País.

El citado medio apunta que, en un intento por tratar de solucionar el problema pero con el objetivo de que sea finalmente Neymar quien lance los penaltis y las faltas, el presidente del club Nasser Al-Khelaïfi habría enviado a un intermediario para que ofreciera dicha cantidad al charrúa, una prima a la que tenía acceso desde hace 2 años únicamente si terminaba como líder de goleo en el equipo.

Cavani se negó a negociar. Dijo que no le interesaba el dinero y que seguiría tirando los penales, pues llevaba 4 años trabajando para el PSG y, además, era el tercer capitán.

Cuando a Neymar le llegó la decisión de Cavani, no reaccionó bien y alegó que le dolía un pie. 

Emery le quitó de la lista para jugar el sábado en Montpellier y el PSG jugó su peor partido de la temporada (0-0). 

Hoy por hoy, Cavani elige la gloria deportiva por encima de obtener más réditos económicos, tras el conflicto con Neymar, con quien protagonizó una pelea por tirar un penal.

El PSG contrató en agosto, entre otros, los servicios de Neymar y los de la última perla del fútbol francés, el delantero Kylian Mbappé. Por Neymar pagó al FC Barcelona 222 millones de euros y por Mbappé puso 180 millones. Cifras astronómicas.

Staff Diario de Morelos