El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 1.6 por ciento en términos reales durante el periodo julio a septiembre de 2017 con relación a igual lapso del año anterior, con cifras desestacionalizadas, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este resultado estuvo en línea con el consenso de los analistas que anticiparon un crecimiento de 1.6 por ciento para la economía mexicana en el tercer trimestre del año.

En un comunicado, el organismo precisó que por actividades económicas, las primarias referentes a la agricultura y pesca se elevaron 0.8 por ciento, mientras que el PIB de las actividades terciarias, que son el comercio y los servicios, crecieron 2.5 por ciento.

Por el contrario, las actividades secundarias que son la minería, generación, transmisión y distribución de electricidad, construcción y manufacturas, tuvieron un descenso de 0.7 por ciento con relación al tercer trimestre de un año antes.

En comparación con el trimestre inmediato anterior, el PIB mostró una ligera disminución de 0.3 por ciento en términos reales, con cifras ajustadas por estacionalidad.

Derivado de un incremento de 0.5 por ciento en las actividades primarias, pero bajas de 0.6 por ciento en las secundarias y en las terciarias de menos 0.1 por ciento frente al trimestre anterior.

De acuerdo con las cifras originales, la economía mexicana mostró un crecimiento de 1.5 por ciento en el tercer trimestre del año, con lo cual en los primeros nueve meses de 2017, el PIB muestra un crecimiento acumulado de 2.2 por ciento.

En las cifras originales, las actividades primarias tuvieron un crecimiento de 0.9 por ciento en el tercer trimestre del año en comparación con el mismo periodo del año pasado y las terciarias se incrementaron 2.4 por ciento; en tanto, las actividades secundarias disminuyeron 0.7 por ciento a tasa anual, agregó el INEGI.