Un eclipse solar es uno de los fenómenos astronómicos más impresionantes e inusuales que una persona pueda observar.

Después del eclipse lunar parcial más largo del siglo, el 2021 cerrará con un eclipse total de Sol que será visible en el polo sur del planeta el próximo 4 de diciembre. A diferencia de los eclipses lunares, los eclipses solares se caracterizan porque no se pueden ver directamente.

En un eclipse total de Sol, la Luna cubre a este cuerpo celeste, proyectando una sombra en la superficie de nuestro planeta.

eclipse-anillo-de-fuego-4566021-1920.jpeg

¿Donde será visible?

El eclipse únicamente podrá ser visto totalmente en la Antártida, mientras que se podrá observar parcialmente en el extremo sur de Australia, África y América. También podrá ser visto de forma parcial en Nueva Zelanda, Namibia y la ciudad de Ushuaia en la Tierra del Fuego, Argentina.

Hacia la 01:00 a. m. (UTC) del próximo 4 de diciembre el eclipse solar alcanzará su punto máximo, cuando la Luna cubra por completo el Sol.

¿Cómo ver un eclipse solar?

Para observar un eclipse solar, es necesario utilizar lentes especiales (los lentes de sol comunes no funcionan) o bien, un filtro de soldadura que ofrezca una protección ocular real.

Debido a la imposibilidad para la mayoría de habitantes del mundo de observar el fenómeno, como es el caso de México, la NASA transmitirá el eclipse solar en vivo desde el Glaciar Unión, en la Antártida, desde su canal oficial de YouTube y en el sitio http://nasa.gov/live.

Sin embargo, este evento traerá consigo algunos impactos en la Tierra que, a simple vista, podrían pasarse por alto. Los expertos recuerdan que cuando la Luna bloquea la luz solar por completo, a menudo cambian las variables meteorológicas de temperatura, humedad relativa y presión en la superficie terrestre.

Además, la oscuridad traerá consigo un cambio en la atmósfera llamado ‘viento de eclipse’, es decir, que "a medida que el Sol desaparece detrás de la Luna, el suelo se enfría abruptamente, tal como sucede en el atardecer". Esto significa que el aire caliente deja de elevarse desde el suelo, causando una caída en la velocidad del viento y un cambio en su dirección

Para finalizar, la NASA informó que el próximo eclipse solar total se producirá el 8 de abril de 2024.

 

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado