Cuernavaca.- Con cascarita despidieron el 2017 ex jugadores de la Liga Ricardo Calderón, una generación que logró llegar al profesional, aunque el retiro les llegó hace unos años.
Asistieron con familiares y amigos, consientes que físicamente no son los mismos; sin embargo, el talento y lo aprendido en sus años mozos sigue intacto.
Después del futbol, vino la comida y el tiempo para recordar anécdotas, con la promesa que estas convivencias las estarán realizando más seguido.