Vivimos  rodeados de gérmenes que pueden hacernos enfermar, por ejemplo,  algunos virus, afortunadamente nuestro organismo tiene un estupendo mecanismo de defensa, el sistema inmunitario, su misión es combatir cualquier invasión externa librándonos asi de las enfermedades. 

Lamentablemente este sistema carece de una base de datos con todos y cada uno de los virus o bacterias que causan las enfermedades, pero tiene una herramienta, cuando no conoce a nuestro atacante, el sistema se adapta, analiza al enemigo y  diseña moleculas especificas para el .

 Las enfermedades víricas, por ejemplo,  no pueden ser tratadas con los antibióticos,   las vacunas son una pequeña ayuda que le damos a nuestro sistema inmunitario contra algunos virus y también contra algunas bacterias, la idea es simple, le proporcionamos a nuestro organimo virus o bacterias inactivas o las partes débiles de esos virus y esas bacterias para que el sistema inmuntario vaya practicando, así nuestro cuerpo ya tiene “la artillería” preparada, por eso se dice que las vacunas nos inmunizan frente a las enfermedades. 

Tiempo atrás, las vacunas eran consideradas como una medida preventiva de salud pública en el mundo, en la actualidad se siguen concibiendo como una de las medidas de mayor impacto en la salud, toda vez que han evitado infecciones a millones de personas y salvado a igual número de vidas a través de programas de vacunación para la población infantil, adolescente y adulta.