compartir en:

La política vive situaciones poco o nunca vistas en esta parte del territorio nacional. Destituido el alcalde de Cuautla, Raúl Tadeo Nava, porque no pagó un laudo de 726 mil pesos, continúa en el cargo gracias a que según él la justicia federal le otorgó una suspensión provisional. (De la que se salvó mi compañero Armando Bazaldúa. Compitió versus Tadeo por la nominación perredista, perdió y hoy se le ve pretendiendo la cobija de Morena)… De acuerdo a una revelación de la síndica Denisse Arizmendi Villegas, ella y el alcalde citadino, Cuauhtémoc Blanco Bravo, la semana anterior estuvieron a punto de ser destituidos por no pagar un laudo, pero también los salvó un amparo… Que recuerde el columnista, esta es la primera vez que suspenden la Feria de la Primavera. En lugar de dos semanas duró una, cancelada el domingo pasado por la empresa Grupo GB tras el asesinato del joven Juan Manuel García Bejarano, el jueves 6 de este mes. Un hecho lamentable e inédito en la historia de Cuernavaca que ahuyentó a los feriantes del recinto de Acapantzingo... Asimismo, es la primera ocasión en que un presidente municipal de Cuernavaca es imputado del delito de homicidio por el presunto homicida material, el del propio empresario García Bejarano… Al menos aquí, jamás un militante de un partido que se precia nacionalista había salido en defensa de un transgresor de la separación constitucional Iglesia-Estado, el obispo Ramón Castro Castro, de quien como se sabe hace política, política y más política, convocando hoy mismo a una marcha por la paz y la seguridad para el 6 de mayo, por cierto, el mismo día en que Andrés Manuel López Obrador vendrá a Cuernavaca. Pretendiendo el susodicho diputado (no confundir con Adalberto del mismo apellido, el desaparecido cómico “Resortes”) relevar a  Rodolfo Becerril Straffon en la presidencia del PRI estatal, ayer surgió Rafael Cepeda Aguilar como el priista al que, como sí sería de oposición al gobierno perredista, difícilmente dejarán pasar “los de siempre”, entre otros, el ex candidato a gobernador Amado Orihuela Trejo, la facción de “Los Mariselos”, Jorge Meade Ocaranza, Francisco Moreno Merino, etc., etc... Y si de primeras veces se trata, el Cuernabús que comenzó a circular esta Semana Santa, gratuitos los tours para turistas y cuernavacences pero sólo durante el lapso vacacional y luego naturalmente un negocio, adjudicado de manera directa por la Secretaría de Movilidad y Transporte y por eso pegados los brincos de transportistas tradicionales tipo Enrique Ramos Cepeda, quien reprocha que la concesión fue opaca pues no hubo convocatoria de licitud. Cierto, como también que, al contrario de buti ciudades del mundo y de México, la nuestra no ofrecía a propios y extraños este tipo de servicio, flamantes y a la altura de la capital morelense las unidades del Cuernabús de la empresa ¨Pullman de Morelos”, lo cual da para esta historia: El ingenio de Zacatepec fue el centro laboral que activó el desarrollo del agro de Morelos, la planta azucarera en torno a que nacieron tantas empresas. Fue el caso de la línea camionera “México Zacatepec”, cuyas concesiones autorizó el presidente Lázaro Cárdenas para el traslado de los ingenieros, mecánicos, torneros y demás personal especializado que llegó para armar la maquinaria de la fábrica azucarera. Fundada por un pequeño grupo de empresarios que se metió al negocio del transporte de pasajeros, la México-Zacatepec tuvo su primera terminal en una gasolinería ubicada a pocos metros de las actuales instalaciones de Correos. El finado Antonio Soxi (“El Diablo”), uno de los personajes más pintorescos de la Cuernavaca del siglo pasado, platicaba que en sus años mozos trabajó ahí despachando gasolina y luego fue chofer de “los coquitos”, como también fueron conocidos los autobuses de la citada compañía. De la misma estación gasolinera era “chalán” un jovencito de nombre Roque González Urriza, quien años más tarde sería el presidente municipal de Jojutla más joven en los anales de nuestra entidad, tanto que para registrarse candidato en el PRI tuvo que aumentarse un par de años debido a que no cumplía la edad mínima prevista en la Constitución. Como chofer de la México-Zacatepec, por un tiempo Soxi tuvo de cobrador en el camión que conducía a Ricardo “El Pajarito” Moreno, el boxeador zacatecano de pegada noqueadora que sería uno de los grandes ídolos de los cincuenta. “Los Pullman”, como al cabo fueron llamado por la gente de Morelos, en los sesenta sustituyeron a “los turismo”, unas vagonetas que asimismo fueron de la México-Zacatepec… ME LEEN MAÑANA.

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]