compartir en:

Donald Trump, el candidato republicano y polémico magnate ganó ayer la presidencia de los Estados Unidos tras una semana en que las estadísticas le daban la ventaja sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.

 En esta ocasión, no cabe la famosa frase de “contra todos los pronósticos Trump ha ganado”, misma que acompañó en su momento el cierre del Brexit en Reino Unido y el “No a la paz en Colombia”

 Trump ganó y para mayor sorpresa, lo hizo gracias al repunte concedido por la mayoría silenciosa que estaba detrás de su figura.

 Pese a sus controversias y escándalos personales, el republicano se alza como el claro vencedor de la contienda más seguida y televisada de la historia reciente, y no es para menos, pues los escenarios temidos ante su propuesta proteccionista, abren un nuevo espectro de especulaciones sobre el futuro de México y la región.

 Desde las primeras horas del día ojos del mundo estuvieron puestos en las elecciones en los Estados Unidos, las portadas de los principales diarios y las transmisiones en vivo, dedicaron su agenda a la jornada del 8 de noviembre en Estados Unidos y así se mantuvo el cauce informativo hasta el final del día.

 De los cuatro Estados clave; Florida, Carolina del Norte, Nevada y Arizona, tres fueron para Trump y como es tradición, definieron la elección.

 “Independientemente del resultado electoral de esta noche, lo que sí sabemos es que somos distintos y que sobre nuestros valores deberán fincarse las nuevas relaciones que han de normar el mundo sustentable que nosotros queremos”. “Esta es una gran noticia que debemos compartir” señaló por su parte, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue Wiechers.

 Finalmente, para sumar triunfos al empresario, en la batalla por el Congreso, los republicanos lograron la mayoría en la Cámara de Representantes y al cierre de este edición, estaban muy cerca de conseguirla en el Senado.