compartir en:

Yautepec, Morelos.- "Dicen que es una locura, me dicen estoy loco, que para qué estudio si ya estoy grande, que ya no debo de estudiar, que solamente un joven debe de prepararse, pero a mí no me gusta eso, demuestro que también una persona grande, si quiere y tiene ganas y anhelos, puede lograr todo lo que desea”, son las palabras de Don Moi, que a sus 60 años logró concluir la preparatoria.

A esta edad, el señor Moisés Salgado Jacobo ha obtenido su certificado de bachillerato, y nos cuenta cómo y por  qué la intención de seguir preparándose, cuando muchos le dicen que ya no está en edad para eso.

“Yo me he querido superar, porque lo más que pude terminar fue la primaria, cuando vine a Morelos me metí a la secundaria abierta, de ahí me vine para la preparatoria y pude terminarla, ahora quiero seguir mis anhelos y metas”.

El oriundo de Cocula, Guerrero, narra que desde hace 40 años llegó a Morelos, y en cuanto tuvo la oportunidad, logró seguir sus estudios, aunque fue ya complicado, debido a las responsabilidades que representaban ser el jefe de un hogar.

Don Moi, como sus compañeros y jóvenes lo conocen, cuenta que al llegar a trabajar a una preparatoria, a sus 57 años, para hacer trabajos de albañilería, vio la oportunidad de seguir con sus estudios, por lo que logró inscribirse y tomar clases los sábados, durante tres años.

“Entre semana trabajaba, y los sábados me venía a estudiar, yo era el más grande de todos, pero logré llevarme bien con mis compañeros; con los chavos me gusta tener amistades y dando buenos ejemplos a las juventudes, siempre amable y respetuoso”.

Relata que cursar las clases en la prepa no le fue muy complicado, ya que tenía todas las ganas de volver a conocer la escuela. 

“Si tienes ganas de estudiar, vas a avanzar, si no las tienes nunca vas aprender, si ya estás estudiando pues le echas ganas, si no, siempre vas a ser el mismo”, explicó.

El ciclo que apenas concluyó, en julio pasado, fue cuando Don Moi se graduó a lado de cientos de jóvenes, el esfuerzo que implicó de dedicación y aprendizaje durante tres años, lo vio materializado al recibir su certificado de estudios de nivel medio superior; pero ahora su objetivo está en otro lado.

“Primeramente Dios ya vamos para la universidad, una licenciatura en Derecho, quiero ser abogado y ejercer mi profesión”.

Esta es la meta que ahora se ha propuesto Don Moi, y en la cual asegura que en unos años lo podrán ver trabajando en su profesión, la cual, dice, es su mayor sueño, desde que conoció las letras.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]