CUERNAVACA, MORELOS.- Guadalupe Rojas Rico es dueña de la hierbería “La Guadalupana”, en el “Adolfo López Mateos” y junto con su esposo crearon este negocio en el anterior “mercado popular”, donde fueron testigos de la orden del entonces presidente Adolfo López Mateos, de crear una nave comercial que albergara a los vendedores del mercado popular, de calle Matamoros y el del mercado del Reloj, éste ubicado en calle Degollado, así como al comercio informal de las calles del centro.
“Tiempo después de que se construyera y terminara el nuevo y majestuoso mercado, llegué a instalarme junto con mi esposo, Ángel Rosas Martínez, que en paz descanse, y juntos comenzamos la travesía. Este mercado contaba con un gimnasio, baño de calderas con agua caliente, kínder, sección maternal para los recién nacidos y también tenía una bonita cocina con su comedor. En fin, tenía todo, y  con el tiempo mande allí a mis siete hijos; fue una hermosa etapa”, recuerda.

En su honor
El nombre del mercado fue en honor al Presidente  de México que tuvo una gran visión y benefició a muchos comerciantes, por lo cual se decidió llamarlo “Mercado Adolfo López Mateos”, señala doña Guadalupe Rojas.
“Este lindo espacio nos ha dado mucho, y varios comerciantes hemos tenido la virtud de sacar a nuestros hijos adelante y muchos de esos niños  ahora son todos unos profesionistas, gracias a Dios”, expresa.
Destaca su buena hechura: “Este mercado fue construido con trabes muy resistentes, súper reforzadas, que podrían durar hasta cien años, aparte de que fue construido con mucho amor pues han pasado terribles catástrofes y sigue en pie”.
Doña Guadalupe agrega: “Me gustaría que llegara, y pronto, un presidente con la visión como don Adolfo López, que hiciera por nosotros cosas en beneficio de este mercado.
“El 27 de octubre (de 1964) don Adolfo López Mateos cortó el listón de inauguración de este mercado, por eso se debe respetar esa fecha y debemos de valorarlo ya que es fuente de empleo para cargadores, comerciantes, canasteros, ambulantes, taxistas, introductores, etc. Gente que se gana el pan, y da para todos”.

"Me gustaría que llegara, y pronto, un presidente con la visión como don Adolfo López, que hiciera cosas en beneficio de este mercado.” Guadalupe Rojas, comerciante

Suerte. Doña Guadalupe conoce y comparte con sus clientes los secretos de las hierbas.

Por: LUIS FLORES
[email protected]