El director de PC de Cuernavaca, Enrique Clement Gallardo, informó que luego del cierre del Poliducto Añil-Cuernavaca se controló la contaminación de pozos de agua potable, además se erradicaron las tomas clandestinas y las fugas de combustible.
"Se interrumpió, ya no hay transmisión de hidrocarburos de la Ciudad de México hacia Cuernavaca a través del poliducto Añil, ya no existe el transporte", indicó al sostener que a mediados de abril, Pemex les notificó dicha situación.
Indicó que con el cierre se han acabado las problemáticas suscitadas principalmente al norte del municipio.
Dijo que con la interrupción del servicio se controlaron los problemas y se evitaron más afectaciones como ocurre en otros estados del país, aunque, el hecho de que el combustible esté siendo trasladado a través de pipas también implica un riesgo.
Expuso que de momento desconocen si la interrupción del servicio es temporal o definitiva, sin embargo, pidieron a Pemex que cuando tengan la intención de reactivar el traslado mediante el Poliducto les informe para que tomen las medidas necesarias.
Por Omar Romero


Loading...