CUERNAVACA, MORELOS.- “Si estás pensando en salir de vacaciones, ten presente que sin importar el lugar al que decidas ir, planear y organizar bien tu presupuesto, evitará que enfrentes bajas en tus finanzas personales”, recomienda la Comisión Nacional para Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
“Para empezar, es básico un presupuesto. No salgas sin él. Así conocerás tu capacidad de pago. Si lo haces, evitarás realizar desembolsos innecesarios, recuerda que estando en el lugar que vas, pueden surgir contratiempos y servicios turísticos que se sujetan a la demanda, y por lo regular son más caros”, señala la Comisión.
Por otro lado, debes tender un plan vacacional, es decir, tener bien definido a dónde irás, cómo te transportarás y cómo administrarás tu dinero. En este sentido, apunta la Condusef, es preferible que respondas estas preguntas con tiempo para que puedas elegir el mejor destino y compares opciones y costos.
“Hoy en día, la oferta que tienen los vacacionistas es amplia, además, tenemos la gran fortuna de vivir en un país que alberga gran variedad de escenarios turísticos. Por ejemplo, un lugar muy recurrido son las playas, mucha gente quiere aprovechar estos destino y por tanto sus precios tienden a subir en temporada alta”, acota el organismo.
Y continúa: “Afortunadamente, hay sitios en internet y muchas maneras de informarse sobre opciones que se ajustarán a tu bolsillo (…) investiga y compara costos de acuerdo a tu presupuesto, preferencia y tiempo programado de estancia”.
Tu tranquilidad financiera post vacaciones dependerá de qué tanto te apegues a tu presupuesto, indica la Condusef, pero “si comienzas a decir que te quedarás un día más, tendrás que pagar lo que eso signifique (…) tampoco compres cosas por estar en ese destino si no lo tenías contemplado”. 

Guía básica para planear tus vacaciones
Buscar siempre las mejores opciones de transporte y hospedaje no pueden faltar en tu lista.

Vacaciona tranquilo
Antes de elegir dónde hospedarte, determina qué tanto tiempo estarás en el hotel; por ejemplo, un hostal es buena idea si sólo necesitas un lugar donde ducharte y pasar la noche.
Si tu plan es más familiar, piensa en un paquete todo incluido, ya que los alimentos, la comodidad de un hotel con alberca y restaurante, te serán más útiles.
Evita realizar disposiciones de efectivo con tarjeta de crédito en cajeros automáticos, ya que pagarás comisiones elevadas.
Haz una lista de teléfonos de tu banco, y tenlos a la mano en caso de robo o extravío de tus tarjetas.
Siempre verifica que las cantidades por las que vayas a firmar sea la correcta y guarda tus vouchers para cualquier aclaración.
En caso de comprar paquetes turísticos, antes de firmar, lee las ‘letras chiquitas’ del contrato y evita llevarte sorpresas.

Pago con tarjeta de crédito
No gastes más allá de tu capacidad de pago; recuerda que no liquidar el total de tus compras sólo genera más intereses.
Tu tarjeta de crédito no es dinero adicional, sino un préstamo que genera intereses, por lo que debes verificar tu capacidad de pago.
Utiliza tus tarjetas de acuerdo con la fecha de corte; usa aquellas cuyo corte haya pasado recientemente, puedes financiarte hasta por 50 días.
Aprovecha las promociones y paquetes de agencias de viajes o sitios de internet especializados, siempre verificando su autenticidad, y que no tenga malos antecedentes.
Si vas a pagar a meses sin intereses, checa en tus estados de cuenta cuántas compras tienes bajo este esquema, de manera que no sobrepases tu capacidad de pago.

Modalidades de compra
En la taquilla de la terminal. Puedes comprar tus boletos hasta con diez minutos de anticipación. En caso de que necesites documentar equipaje, debes llegar 20 minutos antes de la hora de salida.
El costo debe estar exhibido, incluyendo impuestos, el tipo de servicio, los horarios y, de preferencia, el tiempo de recorrido, así como promociones y descuentos vigentes.
En internet. Puedes consultar horarios, costos y destinos, además de pagar con tarjeta de crédito o débito. 
Debes revisar las condiciones de contratación, como el tiempo de anticipación con el que tienes que presentarte, si necesitas pasar a alguna ventanilla, etcétera.
Con intermediarios. Tiendas de autoservicio o de conveniencia ofrecen este servicio, de tal manera que, por su cercanía, no tienes que desplazarte.
Revisa que te estén dando el costo neto del pasaje y lo que incluye, así como la comisión por la venta y las condiciones de prestación del servicio.
Sea cual sea el modo de compra que elijas, procura escoger un concesionario que tenga registro de operaciones ante la Profeco y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y que te entreguen la información necesaria: origen, destino, costo, asiento, tipo de servicio y hora de salida, mención de que el seguro de viajero está cubierto.
 

Si vas a viajar en autobús
De acuerdo con el Reglamento de autotransporte federal y servicios auxiliares, tienes derecho a exigir:

El servicio indicado en el boleto, costo y horario, la empresa no puede cambiar el precio de un boleto pagado, suspender o posponer el viaje, u ofrecer otra clase de servicio, aunque en la terminal no haya pasaje suficiente.
El comprobante que ampare tu equipaje.
Personas con discapacidad, recibir el servicio garantizado, sin costo extra para su traslado, así como un trato cortés y sin discriminación.

DDM STAFF / [email protected] 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...