CUERNAVACA, MORELOS.- Los gastos hormiga son aquellos que consideramos insignificantes, pero que al mismo tiempo representan una carga muy pesada al paso del tiempo. Este tipo de erogaciones pueden llegar a representar hasta un 12 por ciento de tu salario, de acuerdo con información dada a conocer por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
“El café de las mañanas, el cigarrito después de la comida, la cerveza con los amigos, la propina o la diferencia para agrandar tu combo en el cine, entre otras cosas, son pérdidas de dinero que bien podrías utilizar para algo más útil”, dice la Revista Proteja su Dinero, de la Condusef.
Expertos recomiendan, primero, aprender a ser precavido en tus gastos y elaborar un presupuesto para tener mejor control de los ingresos y egresos.
A continuación, te presentamos los gastos hormiga que afectan tus finanzas.
Te darás cuenta que con lo que te puedas ahorrar al omitir estas erogaciones, podrás juntar dinero para otras necesidades como la mensualidad de un auto.

Acaba con la forma en que derrochas el dinero.
De poco a poquito, tu bolsillo puede resentir la embestida del consumismo si no frenas tus impulsos.

Cajeros
Disposición de efectivo en cajeros de otras instituciones. Los bancos pueden cobrarte por disponer de dinero en cajero automático si usas los que no son de tu institución financiera.

Comisiones
Por pago en comercios. Algunas tiendas cobran un monto adicional por aceptar el pago con tus tarjetas. Pregunta primero y reflexiona si vale la pena el cargo extra.

Planes
Planes de celular y TV de paga. Aunque facilitan la vida, no dejan de implicar un gasto extra, opta por algún plan que cubra tus necesidades, sin descuidar tu cartera.

Propinas
Sabemos que muchos trabajadores dependen de este ingreso para subsistir, pero no es una obligación darles. El tratar de ser condescendiente con ellos mermará tus finanzas porque por lo general se deja el 10 % del consumo.

Café, agua embotellada
Compra un frasco de café y cuando te den ganas de tomar, aprovecha el agua caliente de la oficina para preparártelo.
Asimismo, no compres agua, lleva tu termo o botella y rellénala en tu lugar de trabajo.

Estacionamiento
Sabemos que es más cómodo desplazarte en automóvil, pero no por esto debes descuidar tus finanzas, trata de utilizar lo menos posible el auto, además podrás reducir tu gasto de gasolina.

Apps
Apps de moda. Existen aplicaciones móviles que te ofrecen servicios de moda pero con un costo extra. Verifica si dentro de tu presupuesto eres capaz de solventar un gasto mensual de este tipo o si es mejor prescindir de ellos. Para hacer un presupuesto no necesitas mucho tiempo. Toma lápiz y papel.

12% de tu sueldo se puede esfumar en gastos superfluos.

Determina cuánto tienes y a partir de esa cantidad establece tus necesidades comenzando por las prioritarias. Distribuye tu ingreso de forma equilibrada. Si enfrentas un gasto inesperado, reorganiza tu presupuesto. Vuelve a establecer prioridades y trata de reducir los que consideres menos necesarios.

Por: Ddm Redacción / [email protected]