compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- En esta etapa de reconstrucción, tras el sismo del 19 de septiembre, el DIF Morelos permanecerá cerca de la población damnificada como parte del protocolo de Atención a la Población en Riesgo o Condiciones de Emergencia (APCE)

Monitorea los 44 albergues vigentes para abastecer con víveres, infraestructura alimentaria y atención psicológica.

El DIF Morelos activó, desde las primeras horas de la contingencia, este protocolo de atención que permitió instalar albergues de manera inmediata, comedores antes de las primeras 12 horas de la eventualidad y envío de ayuda humanitaria dentro de las primeras ocho horas después del sismo.

“APCE es una estrategia institucional que aplicó el DIF y que nos ayudó para actuar oportunamente porque delimita las acciones que desempeña cada área de este organismo en caso de emergencia, se aplicó el protocolo para la instalación de albergues, centros de acopio y para otorgar el primer alimento de acuerdo a la Estrategia Integral de Asistencia Social Alimentaria”, comentó Antonia Castillo
Wolf, directora de Desarrollo y Fortalecimiento Familiar.

El protocolo considera tres etapas de acción: prevención, emergencia y rehabilitación; atendiendo lineamientos del DIF Nacional y de organizaciones internacionales de ayuda como Save The Children, Unicef.

La funcionaria indicó que actualmente realizan un monitoreo permanente de las necesidades de los albergues ubicados en diferentes puntos del estado, para cubrir de manera oportuna sus requerimientos; brindar atención en salud, nutrición, saneamiento y protección de derechos.

Por: Ddm Redaccion
[email protected]