CUERNAVACA, MORELOS.- Integrantes de diversos colectivos de víctimas sostuvieron un encuentro con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, luego de haber sido designado por el Congreso la semana pasada, a fin de solicitarle avances en cada uno de los casos de personas asesinadas o desaparecidas.
“Sí -están pidiendo justicia-, todavía porque no nos han dado el resultado del forense, la causa de muerte de mi hijo, después de un año no hay nada. Nos han dicho de todo, yo apenas retomé la situación”, dijo la mamá de Erwin Itzael Altamirano Delgado, el joven que el 28 de febrero del 2017 murió en los separos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Cuernavaca (SSC), tras ser detenido por cinco policías en Lomas de Cortes.
La señora Verónica Ronces, cuyo hijo Miguel Díaz Ronces fue asesinado el 1 de febrero del año en curso en Temixco, pidió avances en la investigación, al sostener que no ha tenido información.
El fiscal aseguró sentirse satisfecho de que la gente se acerque para recibir una atención, por lo que se estará trabajando en cada caso y así darles respuesta a la población, al comentar que desde que asumió el cargo ha estado conociendo cada una de las carpetas de investigación.
“Me da mucho gusto que la gente, la sociedad civil se acerque conmigo para poder atenderlos”, precisó.

Acercamiento. El fiscal Uriel Carmona Gándara escuchó a algunas de las víctimas, quienes le expresaron sus inconformidades en ciertos casos por los retrasos y falta de información en las investigaciones.

"Estoy recibiendo información, me están dando cuenta del estado de esas carpetas y vamos a trabajar en consecuencia; ya se tomaron medidas en ese momento –respecto a las malas actuaciones de funcionarios-.” Uriel Carmona Gándara, fiscal General.

 

Por: Omar Romero
[email protected]